#1 El agua

Aquí te dejo el audio por si, en este momento, no tienes tiempo de leer este artículo

Primer tema de la serie. Los astrofísicos y astrobiólogos buscan agua en otros planetas porque eso determina si son habitables. Sin agua no hay vida y las personas somos un 70% de agua. En este primer articulo de 10 te explico como conservar la tuya.

Agua

Este es el primer articulo de los 10 que voy a escribir para explicarte toda la verdad de lo que realmente necesita tu cerebro y tu cuerpo para estar sanos y funcionar bien.

Esta es, por tanto la primera de las tres trinidades. Y seguramente es la más importante porque representa la base de tu salud. Te vas asorprender de lo que ocurre cuando tu cuerpo y tu cerebro empiezan a acusar la deshidratación. Y no me refiero a atravesar un desierto; me refiero a no beber suficente agua de buena calidad y de manera habitual.

  1. La primera trinidad consta de estos tres puntos. En el próximo artículo me referiré exclusivamente al ejercicio-
    1. Agua
    1. Ejercicio
    1. Respiración

El Agua

Dos tercios de tu cuerpo es simplemente agua. Sobre un 70% de agua.

Sin agua no hay vida.

Eso quiere decir que si pierdes  agua, pierdes vida, pierdes salud.

Lo primero que pasa con la deshidratación es que el sistema inmunitario va mal, muy mal o fatal.

Y eso es porque todos los líquidos del cuerpo, especialmente la linfa y la sangre se vuelven más densos.

Así que hay una caída de la presión arterial

La piel sufre

El cerebro se contrae, pero de verdad no es ninguna exageración, el cerebro se queda con gran cantidad del agua que bebes. Y eso hace que les cueste funcionar-stres!!!!!-

Bueno y además aparece el estreñimiento,  la fatiga, sube el colesterol, engordas, tienes problemas digestivos y riesgo de diabetes si insistes en beber poca agua.

Vaya panorama, no?

Así que digo yo, que compensa beber agua. Pero qué agua, cuánta agua, cuando, a qué horas.

Bueno. Todo tiene su tiempo y su lugar. Ante todo CALMA y TRANQUILIDAD

Y esto último es mi lema y si quieres también el tuyo. Ante cualquier problema tu lema.

Para ser mediterráneos primero van la Calma y la Tranquilidad.

Pero te cuento los detalles:

Qué agua

El agua puede ser viva o muerta. El agua mineral es agua viva por la simple razón que acaba de brotar de la tierra y contiene una gran concentración de electrones. Es muy energética. Tu cuerpo se carga como una pila con esos electrones.

Por eso siempre es preferible el agua mineral a cualquier otra, incluso la del grifo.

Por bien que se filtre el agua, siempre va a contener cloro, a veces flúor, y muchas otras cosas. Además las cañerías de conducción pueden ceder trazas de amianto, plomo, estaño…  Incluso conducciones de hierro, eliminan los electrones que ya sabes que son la energía del agua. Esto debería preocuparte mucho.

Para que estés saludable, necesitas cuantos más electrones mejor. Electrones provenientes de tu agua y tus alimentos.

Todas las células de tu cuerpo son positivas en su interior y negativas en su exterior. Para que tus células mantengan su positividad interior, necesitas electrones que aseguren esa polaridad.

Así que mejor agua mineral, ¿verdad?

Agua Insolada

Cuando no es posible obtener agua mineral natural, se puede decantar, filtra o hervir y luego insolar. De esa manera el agua vuelve a cobrar vida.

La insolación consiste en exponer el agua al sol. Lo ideal son recipientes de cristal. El agua tiene memoria y rápidamente va a absorber los electrones que brida el sol.

Cuánta Agua.

Durante un día, perdemos en la sudoración aproximadamente 200 ml. En la respiración  sobre 700 ml. En las heces  otro 100 ml. Y en la orina sobre 1,5 l. de agua. Además hemos de fabricar más de un litro diario de linfa, de la que depende nuestro sistema inmunitario. (EFSA, 2010) Haz cálculos.

El agua y otros líquidos deben estar sobre el 60%. Además nuestro cuerpo extrae en torno al 30% de los alimentos. Del otro 10% es responsable tu metabolismo celular (Martínez –Álvarez et al, 2008; Palacín-Arce at al, 2013)

Como sé que todo lo anterior es un verdadero lío, te lo resumo: Divide tu peso corporal en kilos entre 7. Ese es el número de vasos de agua mineral que necesitas para funcionar bien.

 O mejor para que funcione tu cerebro prioritariamente. El resto también, claro. Pero si no cuidas tu cerebro, nada va funcionar bien.

Cuando beber.

Siempre. Espacia tus vasos durante todo el día. Aunque comiendo no conviene abusar del agua para no interferir demasiado en la digestión. Pero he hecho un método

El Método

El Umbral de la sed hay que trabajarlo. Cuando bebes poco acabas teniendo poca sed. Por eso hay que llevar a cabo un pequeño ejercicio consciente para retornar a los niveles optimos de hidratación. Te lo cuento:

Pon una botella de agua en todos los sitios donde, en un momento u otro del día vas a parar:

  • Mesa de trabajo
  • Baño
  • Mesita de noche
  • Coche
  • Cocina…

Y simplemente comprométete contigo en tomar tres sorbos copiosos cada vez que paras en uno de tus sitios habituales. Y tantas veces como pases por ahí.

Claro que debes tener también la voluntad de ir reponiendo las botellas.

Por si quieres saber más:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.