Cómo hacerte cargo de tu Salud

Proteínas y Aminoácidos

Aquí te dejo un audio relacionado por si, en este momento, no tienes tiempo de leer este artículo

En estos momentos para estar saludable o recuperar tu salud es imprescindible conocer los principios veganos de la Dieta Mediterránea

A lo largo de esta exposición, no pretendo hacer apología de la Dieta Vegana. Más bien explicar que la Cocina Vegana que enseño en tuclubdecocina.com, es parte de la Dieta Mediterránea y que es la mejor herramienta posible para tomar las riendas de tu salud y hacer frente a la industria alimentaria.

Ser Mediterráneos expresa simplemente que debes adaptarte a tu entorno; éste principio convierte a la Dieta Mediterránea en un Concepto Universal.

Txus Zubéldia

Tu salud depende más del entorno de lo que piensas. Si tomas como referencia cualquier ciudad que haya tenido un mercado semanal desde hace siglos, vas a ver un patrón muy claro:

Una ciudad central donde se celebra el mercado de manera periódica y varios pueblos satélites que cultivan y crían los alimentos que luego todos compran en el mercado.

Generalmente ese núcleo de poblaciones esta delimitado por la orografia de la zona. De manera que las personas que habitan en esa demarcación geográfica, han estado comiendo de una manera determinada a lo largo de la historia de ese conjunto histórico y han creado sus propias tradiciones.

Puedo resumirlo en pocas palabras: Simplemente se adaptaron a su entorno para sobrevivir.

Es un patrón de éxito porque se repite en todas partes. Para que exista una población floreciente, primero y antes de que nada, es necesario un mercado y personas que sepan convivir con la tierra para que esta de sus alimentos.

Así que los alimentos propios de cada zona son los que siempre han dado la salud a las personas que allí habitan. Un perfecto y simple manual de supervivencia.

Para  que tu alimentación pueda adaptarse al entorno hay cosas que debes tener en cuenta porque siempre fueron así:

  • La Estación del año
  • Los alimentos autóctonos
  • Los productores locales ecológicos u orgánicos
  • Las tradiciones culinarias

¿Qué necesita tu  cuerpo, proteína animal o proteína vegetal?

Hay dos grupos de proteínas

  • Las vegetales, que están compuestas por
    • Legumbres y cereales y otros vegetales
  • Las animales, que están compuestas por
    • Todos los seres vivos y sus derivados

He puesto primero las proteínas vegetales porque son las que alimentan más personas en todo el planeta desde hace miles de años y todavía hoy.

Tanto las proteínas vegetales como las animales, contienen una media del 19% de proteínas por cada 100 gramos de alimento.

Esto responde a la pregunta omnipresente ¿Se puede ser vegano sin tener carencias nutricionales? Si, rotundamente sí.

De hecho, son muchas las instituciones que investigan y promueven el retorno a la tradición de la proteínas vegetales como el SEDCA: Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la alimentación. O la Fundación Española del Corazón, que recomiendan el consumo de legumbres asociadas a los cereales para recuperar y mantener una buena salud.

Y al contrario: ¿Se está bien nutrido si como carne o pescado en cada comida? No. Rotundamente no. Consumir proteína animal a diario causa toda clase de desequilibrios. Tanto que se empieza a hablar de intoxicación por sobrealimentación de proteínas.

En el Manual de Nutrición y Dietética editado por la Nutricionista Ángeles Carbajal Azcona del Departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid he visto que más del 60% del total de la dieta que se consume en la toda la península desde principio de los años 90 es de origen animal. Lo que no parece representar una dieta muy variada o equilibrada. Y sobre todo poco tradicional y poco adaptada al entrono.

En la Guia de Alimentación y Salud de la UNED, puede verse (último párrafo) que la recomendación es consumir un máximo de una tercera parte de la dieta en proteínas animales (eso seria un 30% y no un 60%), especialmente huevos y lácteos aunque dice expresamente que es perfectamente saludable vivir sin ingerir proteínas de origen animal debido a toxicidad de un exceso de estas.

Además, en la misma guia, en la sección de los cuadros y tablas de las recomendaciones de nutrientes de ingesta diaria de la RDA, se alerta de que el consumo general de proteínas de la población es un 72% excesivo y el de grasas es un 82% más elevado de lo recomendado.

La Dieta Mediterránea es en gran medida Vegana y Vegetariana

Txus Zubéldia

Los componentes de las proteínas: Los Aminoácidos

Vivimos de los aminoácidos que contienen las proteínas. Hay 20 en total.

Gracias a ellos podemos reconstruir todo nuestro cuerpo y estar sanos. Algunos los fabrica nuestro organismo a partir de los alimentos. Otros los tenemos que ingerir directamente con los alimentos que los contienen. Por eso es tan importante comer de manera variada de todos los alimentos estacionales.

Está claro que si nos fijamos en lo que comieron nuestros antepasados no podemos fallar. Porque hicieran lo que hicieran, lo cierto es que tú y yo estamos aquí. Así que podemos afirmar que la Dieta Mediterránea es el mayor estudio dietético jamás realizado y con todo éxito.

Esa es prueba más que suficiente para seguir esos antiguos hábitos que llamamos tradición. Sí. Aquello que te comentaba antes de adaptarse al entorno y comer lo propio.

Los humanos nos hicimos sedentarios precisamente para cultivar legumbres y cereales y dejar de pasar las penurias propias del nomadismo

Txus Zubéldia

Para acabar, y puede que sea los más importante de este artículo: nuestro cerebro y el resto del sistema nervioso y células en general necesitan glucosa como principal combustible para funcionar. Y… ¡oh sorpresa! La única fuente rica en los precursores con los que nuestro cuerpo fabrica la glucosa que necesita tu cerebro son casi exclusivamente las legumbres y los cereales.

El cerebro y todo el sistema nervioso necesitan prioritariamente glucosa y los precursores para que tu cuerpo la fabrique se encuentran, casi exclusivamente, en la legumbres y los cereales.

Txus Zubéldia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.